ambición cero

Ambición es:  -un deseo intenso y vehemente de conseguir una cosa difícil de lograr, especialmente riqueza, poder o fama.-

En qué momento claudiqué de adquirir más y mejores cosas de valor material, reconocimiento social o validación propia. Abdicar de lujos suntuarios que ocultan las carencias esenciales de quién las sufre, muchos de estos objetos, por desgracia, alcanzables con cuantiosas dosis de estrés asintomático o no, o de costosos sacrificios de conciencia.

A los diez y nueve, a contracorriente y contraindicado, elegí para orientar mi futuro, La Metro en contra de La Anáhuac, la primera en Azcapotzalco la segunda en Interlomas, la de gobierno a  unos pocos pesos el trimestre, la privada a mucho más el semestre y en ese entonces, para mi, con poca realidad significativa. La universidad seleccionada, socialista y atea. La desestimada, burguesa y legionaria.

Sin embargo, a pesar de la tendencia marcada, a mitad de la carrera, producto de mis contactos, vocación creativa y disciplina estoica, ya estaba ganando algo de dinero para gasolina y golosinas, terminando la licenciatura, me casé por lo civil con mi novia de prepa y nos hicimos de un oportuno departamento en las Lomas producto de mi legado acomodado.

En mi carrera profesional, hasta ahora, siempre me he mantenido con ingresos personales suficientes, con buenos socios, integrando equipos competitivos, formando una empresa sustentable en lo económico y en lo fiscal, aportando hasta el final, lo que ha demandado la comunidad y el mercado. Haber escogido un oficio creativo y haber desarrollado una bien parecida imagen de gente inteligente y decente, me ha permitido colaborar hasta la fecha con los colegas y empresarios más talentosos que yo conozca.

Hace veinte años, habiendo hecho un despacho con mérito en marcha y con la renta de mi cotizada residencia en dólares, me permití animarme a vivir un tiempo sabático en California. Increíblemente me acomode en familia en una casa de sueño, frente al panorámico pacífico americano, en la inclusiva y avanzada cultura de Del Mar.

De lo único que se me antojó comprar llegando, fué un básico pero presuntuoso descapotado, encontré seminuevo un flamante convertible Mazda Miata Rojo dentro de mi presupuesto y sin mucho pensarlo compré el codiciado dos plazas, con lo que obtuve de la previa venta del auto desocupado en México. Sin embargo al día siguiente, decidí cambiarlo por un aburrido Ford Mistique blanco de cuatro puertas, simplemente para poder transportar a la familia cuando hiciera falta.

Fué ahí creo yo, como dije arriba, donde me quité de la absurda y macha competencia de presumir quién la tiene más grande o quién la llega más lejos. Tengo que reconocer, otra vez sin embargo, que cuando se me cansó la ambición perene, me siguieron sucediendo eventos afortunados que me han permitido, sin gran dificultad, otra vez vivir mejor de lo que he soñado.

No necesité ya más de símbolos de éxito ni constancia de capacidad de consumo, no creo ya en la infinita búsqueda de la felicidad en venta. Para muestra… un botón desabrochado de una vieja playera consentida, caminando sin prisa sin miedo y sin reloj… con sombrero propio saludando amable a todo quien me reconoce conocido.

una vida propia =

argumento + reparto + sincronía

«¿Quieres saber cómo lo conseguí?…Jamás me reservé nada para la vuelta». Gattaca

En el supuesto de que cuentes como yo, con “ suerte de cuna”, es decir, el inmerecido privilegio de haber nacido sin desventajas notorias y, en el mejor de los casos, criado con alta estima y hasta posiblemente con honor o nobleza.

O por el contrario, como otros, a base de mucho trabajo introspectivo y extrovertido.

La experiencia personal, entonces, se materializa en la conciencia de estar vivo y ser mortal, gracias a una narrativa afortunada con un argumento original y con un reparto selecto que se sincronizan en tiempo real para dar sentido a una vida propia.

Idealmente resulta una obra inédita, inspirada en la inteligencia de elegir alternativas creativas e improvisar soluciones al vuelo, explicada dentro de lo que cabe, por una lógica selectiva y simple.

La elección del elenco o integración del casting que deberá actuar a nuestro lado es vital para la correcta interpretación protagónica del guión que nos ocupa.  

La cadencia, el ritmo, la sincronía de lo que a propósito acontece en nuestras historias, es cuestión de timing, de saber el momento oportuno para incidir o accionar la realidad de uno. Yo diría “precisión intuitiva” o mejor aún “tino” en la vida. A mi lo que me ayuda es que creo soy bastante “atinado”. Parecería que sé reconocer bien la oportunidad de actuar o no hacerlo, esto se vuelve esencial para avanzar en el momento preciso en la dirección imaginada.

La obra siempre incierta e inconclusa de mi vida, se va revelando conforme a cómo voy imaginando mi presente, sin pensar demasiado en el porvenir inmediato sino en lo trascendente. El argumento fundamental existe, pero es solo un guión provisional, que en cualquier momento se puede alterar o editar a conveniencia, por el bien del todo y de uno.  

escenario polarizado

Me entretengo nervioso con el trágico ambiente belicoso que se polariza en reuniones y redes sociales, entre supuestos sujetos similares, ahora confrontados, unos simpatizantes fieles del bando ganador, y otros, los perdedores que votaron inútilmente en contra. Me atrevo a revelar una explicación al respecto.

Por un lado, muchos necéan con la esperanzada ilusión de que obrador sea diferente y verdadero, aunado al encono acumulado sobre ellos, por la grosera y onerosa burla de los gobiernos impuestos anteriores. Y por el otro, la negación de los acomodados sobre privilegios arrebatados,  frustrados ellos, de haber consecuentado a los nefastos gobierno precedentes. Creyéndose ilusos, que a pesar de la evidencia de la tranza sin recato, existía la esperanza, de salir por la derecha bien librados.

El dramático desencuentro cotidiano entre dichas posiciones, es parte crítica de una dantesca puesta en escena, cuyo libreto parece no tener desenlace posible, en una irremediable e interminable tragicomedia.

En medio estamos los que sabemos que no hay diferencia que alegar, ya que la trama que hoy nos acontece, por la supuesta obra de obrador, es consecuencia y escena terminal de lo anterior. Función que comenzó hace treinta años, anunciado como «El Gran Teatro del Libre Comercio y Democracia Popular». Con un verdadero reparto estelar: abriendo el villano de salinas, luego el extra de zedillo, seguido del bufón de fox, relevado por el enano calderón, hilado por el títere de epe ene y ahora con el cierre agónico y protagónico del sereno de amlo.

Lo único que espero es que ésta farsa termine pronto ya. Que ya estemos por tocar fondo y que después de bajar el telón, salga el reparto completo, los seis histríones a agradecer con caravanas el ansiado aplauso ambidiestro del respetable.

Y por el contrario, se encuentren de golpe expuestos a unísona y sonora rechifla, acompañada de un granel de verduras podridas, silbando por los aires con obvio destino merecido.  

sin corona

Érase una vez a finales de los ochentas del siglo pasado, cuando me encontraba muy temprano, apenas despierto, mirando al horizonte de la mano de mi hija de cuatro años; disfrutando descalzos del agua fresca y la arena fina entre los dedos de los pies… sumergidos en las serenas olas de un increíble mar turquesa, en una pequeña isla poco conocida del caribe.

Andrea curiosa me señalaba un elegante yate recién anclado, cuando vimos a lo lejos y en silencio, como de la cubierta se lanzaban dos hombres al agua, uno tras el otro se dirigían nadando al parecer hacia nosotros. Éramos los únicos presentes, los vimos acercándose como en cámara lenta hasta que ya tocando la arena con la última brazada, se levantó el primero en llegar, primero arrodillado en lo bajo del agua y justo frente a nosotros se pone de pie un hombre muy alto y afilado, que al instante reconozco, – Bienvenido a la Isla –  le digo al conocido extranjero y lo presentó de inmediato a mi chiquita como el Rey de España.

Ella con sus grandes ojos incrédulos de asombro, nos cuestiona – pero no tiene corona-, a lo que el Rey contesta divertido – así es preciosa, la he dejado en el barco para que no se mojara – mientras escurriendo una sonrisa se inclinaba a besarle la mano –vaya qué princesa tan inteligente– se despidió diciéndonos el rey.

De inmediato así como apareció, desapareció rodeado ya de una pequeña comitiva que venía a encontrarlo nada más con su toalla y sus sandalias…Seguía yo sin dar crédito de lo acontecido, cuando ya Andrea con realeza me ordenaba construirle, ahí mismo, un gran castillo de arena.

 

te lo juro

«Estoy viviendo ahora,-como acostumbro- la vida de mis sueños, de forma fácil y relajada, en su propio tiempo perfecto, por el bien mayor del todo.” M Allen

Si te lo cuento no me lo crees, pero mi señora me presiona para aprovechar el caro club al que nos inscribió en familia, ya que ella difícilmente tiene tiempo libre.

Entonces me toca ir con los niños a la alberca, tres veces por semana, igual que muchas otras señoras distinguidas.

Lo único que me preocupa un poco, es que siendo de los muy pocos señores que pasan ahí el día, varias, extranjeras ellas, me ven extrañadas con algo de curiosidad ociosa.

Es posible que muchas crean que soy un joven abuelo retirado, con todo el tiempo del mundo para disfrutar sin problema alguno.

No me sorprendería que otro en mi increíble circunstancia, se metiera en algún problema.

salida falsa

Da la casualidad que en menos de un mes se quitaron la vida, por lo menos que yo sepa, dos personajes algo públicos:un rockero mexicano y un ex mandatario sudamericano.

Sin pena ni gloria, ambos ya de salida en sus respectivas vidas poco célebres. Los dos negando así la culpa con tal de evadir en vida la injusta ley y el consecuente juicio moral.

Todo para confesar así su penosa incapacidad de enfrentar encerrados su oscura conciencia. Y sobre todo, no poder confrontar solos la inevitable desilusión de sus defraudados deudos.

Surrealista es la mente de los sospechosos que se aferran a negar la realidad con la propia muerte, con tal de salirse con la suya.

aquí más allá

Para los que no creen en la otra vida, les cuento lo que me ha pasado.

Estoy viviendo una vida extraordinaria, como quien repite un examen final con las mismas preguntas sin respuesta, formuladas ya idénticas en la primera vuelta.

¿Existe el más allá?

Por suerte para mi, ésta mi otra vida, se parece mucho a la anterior que continúa, como quien vive dos realidades paralelas. Así les adelanto desde aquí, que las dos experiencias de vida se presentan simultáneas y en sincronía.

Es decir lo que ha pasado y esta pasando, se vuelve futuro conocido.

nucleocracia

Diagnóstico inicial

En vista de que la democracia nos ha fallado en casi todo el mundo, en parte por la perversidad del sistema político en el poder y en parte por la incapacidad de organizarse y elegir de los pueblos sometidos. Pienso que el destino de las sociedades con posibilidad de desarrollo, tendrá que decidirse de forma diferente.

Breviario teórico

Un líder dotado de autoridad natural se sabe científicamente que, sin ayuda de algún artilugio agregado, solo tendrá capacidad de convencer, ordenar y gobernar a no más de ciento cincuenta individuos subordinados. En la prehistoria dominaban así los machos alfa, que probablemente eran además de imponentes, padres biológicos de una buena parte de la manada que se mantenía congregada por protección mutua y conveniencia de sustento.

Voy a recurrir a ésta limitada capacidad de control entre primates, para deducir que ciento cuarenta y cuatro es el número natural para ordenar, por partición, el caos que nos ocupa.

—En matemáticas discretas, una partición de un entero positivo n es una forma de descomponer n como suma de enteros positivos.—

Por otra parte, es de todos sabido, que en la actualidad, las poblaciones congregadas más exitosas desde el punto de vista de orden y desarrollo sustentable, son de 4 a 6 millones de habitantes máximo: Noruega, Kuwait, Líbano, Dinamarca, Costa Rica, Finlandia, Nueva Zelanda, Escocia, Panamá, Uruguay. También lo han logrado relativamente, entidades de más de 6 hasta 10 millones como: Portugal, Randstad, Suecia y Suiza. Igualmente ciudades exitosas en estos rangos gobernables de población son ejemplo: Seúl, Copenhagen, Macao, Viena, San Francisco, Praga, Edimburgo, Zurich, Dubai, Singapur.

De lo anterior podemos concluir que los países o ciudades más eficientes no exceden ciertos límites de población. Es común oír decir a la gente, que…”el gobierno de Bogotá, o cualquier otra ciudad que logra avances urbanos importantes, no tiene gran mérito, porque la ciudad tiene un tamaño manejable, y así si se puede hacer algo”. A diferencia de las mega metrópolis, como México, con una complejidad y caos irremediables.

Otro factor a considerar es la movilidad de las personas debido a la conectividad celular, en donde ya no es necesario estar en un lugar de origen o residencia  para ser parte activa de una “nación” u organización local o global.

Yo aquí intentaré cambiar tu opinión sobre lo posible.

Propuesta básica

La fórmula de partición matemática que propongo para organizar a una sociedad y elegir un gobierno funcional al servicio de un estado estable y equilibrado, consiste en descomponer el entero de la masiva masa popular, en células consistentes. En donde cada una de éstas, viva de forma autónoma y a la vez conviva dentro de una estructura nuclear compartida, comprendiendo códigos propios y en congruencia con ciertos axiomas fundacionales distintivos.

Células empáticas, no por algún distrito o partido político, sino por motivos genuinos o intereses legítimos, o por diversos tipos de afinidad social o cultural. No importando su residencia o estatus geopolítico, inclusive no importando si algunas o varias partículas de esas células, constituidas libremente, se encuentren en algún otro lugar del planeta.

A partir de dicha fórmula para despejar el número total de individuos e integrarlos en conjuntos racionales, que hagan sentido y se identifiquen pertenecientes, es que descubro un método o sistema divergente de representación y elección, que llamaré Nucleocracia.

–“Núcleo: Componente principal o esencial de algo, al que se suman o acoplan otros elementos para conformar una totalidad o un conjunto.Cracia / krateîn ‘gobernar’. Kratos: En la mitología griega, Cratos era la personificación masculina de la fuerza y del poder.”– WP

La Nucleocracia, “el poder nuclear”, considera como unidades de participación ciudadana, a células eventualmente indivisibles, es decir contabiliza a conjuntos de individuos organizados en células empáticas, que responden o reaccionan de forma similar, frente a determinados impulsos o incentivos internos o externos.

Una diferencia del nuevo sistema es que cualquier individuo  puede virtualmente pertenecer a más de un organismo celular, y por lo tanto su presencia cuenta tantas veces como a células pertenezca y se manifiesten ( voten) unidas.  

La densidad de estas unidades celulares, va desde una docena de individuos familiarizados por genética o simpatía, y hasta máximo ( 12 X 12 ) ciento cuarenta y cuatro elementos de una “tribu nuclear” (conjuntos de individuos acoplados con una visión compartida y representados por uno a tres de sus miembros distinguidos). Existen así además, los organismos compuestos de 144 tribus nucleares. Es decir una organización de tribus nucleares podrá contar, con hasta (144 X 144) 20,736 individuos, unidos por una causa o interés común y siguiendo a una jefatura electa por consenso y consentimiento nuclear. Éstos jefes a su vez, en sentido transversal, serán parte de tribus de hasta 144 jefes emisarios de sus respectivas tribus de origen, que a su vez eligen cada siete años a una Jefatura de jefaturas con una responsabilidad de gobernar a, (144 X 20,736) redondeando, 2.88 millones de personas .

En paralelo y tomando en cuenta un probable futuro padrón de electores de 110 a 120 millones de personas en México ( de 18 a 81 años), lo que se plantea aquí, es dividirlo en 36 regiones virtuales, para que cada una sea de hasta 3.33 millones de individuos (población de tamaño orientable y ordenable de forma sustentable).

En síntesis, si participaran nucleocráticamente en una decisión crítica o estratégica, el total de las células nucleares constituidas y registradas dentro de una de las 36 regiones virtuales, sumarían un total de 2.88 a 3.33 millones de personas,  divididos y congregados en organizaciones nucleares, mismas que comprenden a 20 mil individuos representados por 144 jefaturas nucleares. Por lo tanto, en el caso de una elección o consulta nacional, en las 36 regiones virtuales, serían solo 5,184 los votos o posiciones celulares que se estarían contabilizando para elegir jefaturas nacionales representativas o iniciativas diversas de políticas públicas apropiadas.

Ventajas comparativas

Se evita la estupidez mayoritaria

Nos olvidamos de los concursos de popularidad

Desaparecen los partidos políticos y la costosa propaganda y compra de votos..

Se reduce el tamaño y costo del instituto electoral.

Los consensos se realizan desde el núcleo celular y la representación en «los congresos» es directa y transparente.   

Se eliminan los distritos geopolíticos y su extraña composición electoral.

La participación ciudadana es indispensable y genuina.

 

blasfemia

La conveniente creencia de la existencia de dios en el dogma católico, ha causado incontables males. Entre los peores de todos, el de haber puesto al mismísimo demonio del celibato, en la mente torcida de los sacerdotes poseídos, víctimas de su necesidad terrenal y necedad celestial. Obedientes a la ley de Pareto, solo una minoría de estos infelices, se exime de ser homosexuales de armario, escondidos en sus negras sotanas atrás de oscuros confesionarios, desde ahí adentro por siglos asechando y abusando a inocentes, negando en complicidad la infamia de su cobarde pederastia.

Nada explica una conducta tan maligna, más que la creencia ciega de la evidente omnipresencia de un supuesto ser todopoderoso, que se manifiesta egoísta sólo mediante la sesgada interlocución de estos viles emisarios pecadores, mismos que son capaces de predicar sin el ejemplo y de adoctrinar a los creyentes con falacias, como la de que el hijo de dios fue engendrado por una virgen inmaculada, sospechosamente preñada por un espíritu santo y después éste divino encarnado fuera martirizado y crucificado, con el único fin de que los futuros fieles difuntos se merezcan el perdón y la gloria eterna.

Obsceno y absurdo cuento el que conspiró la iglesia, pobres ilusos los que han creído en la resurrección y el más allá. Que dios los acompañe.